Finalizó la etapa de investigación por la muerte de Diego Maradona: 8 imputados y más personas investigadas

En abril del año pasado se había dado a conocer la conclusión de la junta médica interdisciplinaria que inició el 8 de marzo de 2021 y que es clave en la causa que busca determinar las causales de la muerte de Diego Armando Maradona. La misma definió, entre varios otros puntos, que el deceso del astro se pudo haber evitado, que el control sanitario en la casa del barrio San Andrés fue “deficiente, inadecuado y temerario” y que resaltó que a Diego lo “abandonaron a su suerte”.

Casi un año después, los fiscales Cosme Iribarren, Patricio Ferrari y Laura Capra dieron por finalizada la etapa de investigación y preparan el pedido de elevación a juicio, el cual podría estar listo en los primeros días de abril. “Por los hechos que conforman la plataforma fáctica que se les han señalado (a los imputados) como acusación a partir de la profusa prueba reunida en el legajo que hoy la componen 40 (cuarenta) cuerpos de evidencia y anexos con la amplitud de prueba que ha caracterizado a ésta acusación pública en su sustanciación, corresponde, en la fórmula del artículo 334 párrafo 2° del Código Procesal Penal., declarar el cierre de la etapa preparatoria”, señalaron en un escrito enviado a todas las partes.

En total hay ocho profesionales de la salud imputados en la causa: el cirujano Leopoldo Luque, la psiquiatra Agustina Cosachov, el psicólogo Carlos Díaz, los enfermeros Dahiana Madrid y Ricardo Almirón, el jefe de enfermería Mariano Perroni y la nexo con la empresa de medicina prepaga Nancy Forlini. Pedro Di Spagna, el médico clínico contratado para realizar un seguimiento continuo de la salud del "Diez" durante la internación domiciliaria en la casa de Tigre, fue el último en sumarse a esta lista, acusado por los fiscales de no haber hecho un adecuado control clínico de la salud del astro. De hecho, sostienen que el profesional solo vio al paciente en tan solo una oportunidad.

La justicia archivó la denuncia de abuso de Mavys Álvarez contra Diego Maradona

Al indagar a todos los acusados, los fiscales señalaron que los ocho “ejecutaron acciones contrarias al arte de la salud y omitieron realizar los actos específicos que cada uno debía desarrollar en torno a su función, agravando el cuadro de salud de Diego Armando Maradona, colocándolo en una situación de desamparo y abandonándolo a su suerte, ya que provocaron el deceso de Diego Armando Maradona el día 25 de noviembre de 2020”. De esta manera, todos están acusados de homicidio simple con dolo eventual, un delito que tiene una pena similar al homicidio simple, es decir de 8 a 25 años.

En su indagatoria del 20 de diciembre pasado, Di Spagna negó haber tenido responsabilidad en la muerte del astro del fútbol y apuntó contra otra de las imputadas, la médica coordinadora de la empresa Swiss Medical, Forlini. "Siento que no cometí ningún delito, estoy seguro de haber obrado bien profesional y humanamente respecto de lo que se me solicitó", dijo ante los fiscales.

Di Spagna y sus defensores, Facundo Perelli y Manuel Barros, incluso aportaron a la causa unos audios de WhatsApp en los que la propia Forlini daba cuenta que era ella quien "ordenaba todo" y en los que le dijo que no vuelva a concurrir a la casa del barrio San Andrés de Tigre, donde solo pudo ver al paciente en una oportunidad, el 12 de noviembre de 2020, ya que el 18 concurrió, pero no lo dejaron ver al "10".

La asistente de Diego en Dubai rompió el silencio: "Me contó que Rocío lo tiró por la escalera"

Para los fiscales Iribarren, Ferrari y Capra, los ocho imputados "infringieron los deberes que cada uno tenía a su cargo, colocando o colaborando a colocar un cúmulo de factores y circunstancias notoriamente burdas, incrementando todos los antes nombrados el riesgo por fuera del margen permitido ocasionando el fatal desenlace del paciente que, de lo contrario, hubiese podido evitarse".

Además, sostienen que "habiéndose representado el resultado fatal ante el grave cuadro de salud que evidenciaba la víctima y que era conocido al menos por todos los profesionales de la salud nombrados, ejecutaron acciones contrarias al arte de la salud y omitieron realizar los actos específicos que cada uno debía desarrollar entorno a su función, agravando el cuadro de salud de Diego Armando Maradona".

Por último, los fiscales afirman que médicos y enfermeros colocaron al ex futbolista "en una situación de desamparo", que lo abandonaron "a su suerte" y así "provocaron" su muerte. A comienzos de marzo, Mariano Israelit, productor de TV y de eventos que, según declaró, era amigo de Maradona desde 1982, fue acusado de "falso testimonio" y de declarar en la causa con un papel con varias anotaciones que fue incautado por los fiscales.

Ante la sospecha de que haya ido “preparado”, uno de los abogados pidió que se lo investigue por falso testimonio. En varios programas de televisión, Israelit había contado lo mal cuidado que estaba el ex futbolista por su entorno y denunció que le daban alcohol y hasta marihuana. A partir de esas declaraciones es que Israelit fue citado a la Fiscalía General de San Isidro como un testigo pedido por la defensa de la enfermera Dahiana Gisella Madrid.

La viuda de Hugo Maradona reveló qué enfermedad causó su muerte

En su declaración, el productor contó que nunca fue a la casa de Tigre donde falleció su "amigo". Además, sostuvo que la última vez que lo vio fue en marzo de 2020, a principios de la pandemia, en la quinta de Bella Vista, donde Maradona vivía en aquel entonces y que, en esa oportunidad, el Diego le pidió que “no lo abandonen” y que no lo dejaran solo.

También ratificó que cuando él frecuentaba la casa de Bella Vista, a Maradona le daban alcohol e incluso, si bien no lo vio fumar, sí le sentía olor a marihuana. En ese sentido, apuntó contra Carlos “Charly” Ibáñez, el cuidador y asistente del "10" que actualmente está detenido por robo y portación de arma. A su vez, dijo que a Diego “le cambiaban los celulares” y que Claudia Maradona, hermana de Diego, lo llamó para increparlo y decirle que “no siguiera hablando” por los medios.

Luego de una serie de preguntas, los fiscales dejaron asentado en el acta de la testimonial que Israelit había sacado una hoja de papel manuscrita que colocó debajo de su teléfono celular. Israelit dijo que era “un ayudamemoria” que su abogado le recomendó que podía tener en la audiencia con “cosas que él quería decir y no olvidarse". "Es un papel hecho por mí. Presto conformidad para que las partes lo vean", dijo.

Allí se leían frases como: “allanamiento a Luque con tiempo”, “bloqueo de celulares y chips”, “Luque se asesoró antes por si se moría Diego”, “es una asociación ilícita”, “no me dejaron entrar al cumpleaños”, “Cahe lo médica para el corazón”, “las casas de Diego desastre”, “audios Valeria Morla”, “médicos que no eran de Swiss Medical” y “Diego no se quería dormir (miedo a morir durmiendo)”.

Tras la denuncia por violación de Mavys, Gianinna le dedicó un emotivo texto a Maradona

Los fiscales también dejaron asentado que mientras se trataba esta incidencia, el testigo estaba “con el teléfono celular en su mano queriendo darle uso”, ante lo cual le llamaron la atención y le prohibieron utilizarlo durante la audiencia. Consultado por los fiscales sobre algunas de esas frases, Israelit aclaró el sentido de algunas y por ejemplo, al referirse a la “asociación ilícita”, dijo: “Es lo que siento. Es lo que noto como se manejaba todo. Es un sentimiento mío”.

Finalmente, los fiscales dieron por concluida la investigación, ordenaron comenzar un nuevo expediente para determinar si “otras personas" estuvieron ligadas "directa o indirectamente, por acción u omisión", en la muerte de Diego y se espera que el pedido formal al juez Orlando Diaz para que eleve la causa a juicio se haga en abril para que el mismo se desarrolle entre finales de 2023 y principios de 2024.

Fuente: BigBangNews