Impactante giro en el caso del arquitecto asesinado en Córdoba: detuvieron a su hija y a su yerno

El 29 de diciembre del año pasado, sólo faltaban unos pocos días para fin de año, el arquitecto Reynaldo Flehr, de 61 años, fue encontrado amordazado y atado a una silla en su casa de la zona norte de Córdoba. Había sido asesinado de dos balazos y no había ningún detenido, hasta ahora, que la Justicia posó la mirada sobre su propia hija y su yerno.

La fiscal de instrucción Claudia Palacios ordenó la detención de Irina Lourdes Flehr, la hija de la víctima, y de su yerno Leandro Moscarello, al considerarlos partícipes necesarios del crimen ocurrido.

Además, la fiscal dispuso la detención de otros tres hombres, quienes serían los responsables de haber ejecutado a Flehr en su casa de Los Boulevares el 29 de diciembre pasado. Los acusados fueron imputados por los delitos de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”.

Cómo mataron al arquitecto

Flehr fue hallado amordazado, maniatado de pies y de manos y ultimado de dos balazos en la cabeza, sin golpes previos, según informó el diario La Voz. El hombre era viudo y estaba de novio con una mujer. Ya no trabajaba como arquitecto, pero vendía productos para ferreterías y corralones y era propietario de varios terrenos. La casa del hombre, ubicada sobre avenida La Voz del Interior al 8200, camino al aeropuerto, tenía un cartel que ofrecía su venta.

De su casa no se llevaron ningún objeto de valor, tampoco su auto. La investigación, desde un primer momento, apuntó al círculo íntimo del arquitecto. No estaban forzadas las cerraduras y todo indicaba que se había tratado de un crimen premeditado, organizado y planificado a la perfección. Las personas que llegaron a su domicilio lo hicieron con la clara intención de matarlo.

Quién era Reynaldo Flehr

Arquitecto de profesión, Reynaldo Flehr tenía 61 años y era viudo. Estaba en pareja con una mujer hacía un tiempo y todos sus hijos eran mayores. Era dueño de algunos terrenos y vendía productos para ferreterías y corralones. La casa en la que lo mataron es en la que vivió toda su vida. Su situación económica era favorable.

Por los detalles del caso, la fiscalía descartó desde un primer momento la hipótesis del robo. La investigación apuntó primero a un ajuste de cuentas y después a cuestiones económicas, aunque dentro del círculo íntimo de la víctima. Un mes y medio después del crimen, la sospecha fue confirmada y la principal implicada en el asesinato es hoy la hija de Flehr.

Lo que se sospecha es que la hija y su marido mandaron a tres hombres a que cometieran el crimen, aunque todavía no se dio a conocer los motivos por los que habrían hecho una cosa así.

Fuente: BigBangNews