Menopausia precoz: qué pasa cuando el ovario deja de funcionar antes de tiempo

El cansancio, los cambios del estado de ánimo, el insomnio, la piel seca, las alteraciones urinarias, las molestias para tener relaciones, sofocos o calores y la osteoporosis son algunos síntomas que provoca la menopausia prematura, también conocida como fallo ovárico precoz. Se trata de una falla que implica que el ovario deje de funcionar a edades más jóvenes, antes de los 40 años.

“El ovario agota su reserva ovárica y su funcionalidad antes de tiempo”, explica la doctora Doris Raso, especialista en Medicina reproductiva de WeFIV. También mencionó que el ovario no solamente deja de ovular, sino que además se acaba su producción hormonal. Como consecuencia, la mujer tendrá todos los síntomas de la falta de hormonas (estrógenos).

No obstante, existen tratamientos médicos, hormonales, con diferentes fármacos que se pueden utilizar para que la mujer tenga una buena calidad de vida. “Toda la sintomatología se puede tratar y mejorar, lo que no se puede hacer es regenerar los óvulos”, comenta Raso.

Leer más | Infertilidad: cómo hacerle frente al diagnóstico y las herramientas para superar el duelo

En ese sentido, en lo que respecta a tratamientos de reproducción asistida, detalla que “en cuanto a lo reproductivo una vez que estás en menopausia, la opción es la ovodonación o, si tenés en tu familia de mujeres con menopausia antes de los 40 y querés asegurarte, la mejor opción es la preservación”.

¿Por qué se produce el fallo ovárico precoz?

Las causas que producen la menopausia prematura pueden ser genéticas, hereditarias, quirúrgicas, metabólicas y, a veces, quimioterapias o radioterapias que pueden afectar la funcionalidad del ovario.

“El antecedente de una cirugía en los ovarios puede ocasionar el agilizar el comienzo de la menopausia pero, sin dudas, la genética es el factor más importante”, afirma la doctora Raso. “La edad en la que la madre y las hermanas inician el cambio es un buen indicador de cuándo lo va a experimentar una misma”, explica.

Signos de alerta

Por lo general, las primeras señales de menopausia prematura que suelen notar las mujeres son las irregularidades en el ciclo. Sin embargo, también puede reconocerse por la dificultad o incapacidad para quedar embarazadas, producida por una insuficiencia ovárica. “Tomar la decisión de buscar o no un tratamiento depende de la intensidad de los síntomas y de cómo interfiere en la vida diaria”, expresa Raso.

Leer más | Relaciones sexuales programadas: por qué es una buena opción antes de iniciar métodos más invasivos

En los casos en que los ciclos son cada vez más cortos y/o irregulares y el antecedente familiar determina que la madre o hermana presentaron un cuadro similar, se recomienda consultar con un especialista quien, mediante un análisis de sangre y una ecografía, podrá conocer la reserva ovárica de la paciente y determinar un diagnóstico.

Gracias a la medicina reproductiva, hoy es posible evaluar cada caso y programar el futuro reproductivo. Existen alternativas para los diversos escenarios, es importante conocerlas para poder tomar las mejores decisiones.

Fuente: BigBangNews