Mientras el INDEC proyecta un 4% de inflación para febrero, Fernández dijo: "Vamos a terminar con los especuladores"

Poco a poco la preocupación por el nivel de inflación en la economía del país empieza a ponerse entre las prioridades que tiene la Casa Rosada para los planes de gobierno. No es ninguna novedad de que en encuestas ya se sigue vislumbrando como la principal problemática que se vive en territorio argentino y por lo cual la administración de Alberto Fernández sabe que tiene que abocarse a combatirla en buscas, además, se un proyecto electoral el año que viene.

Hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INDEC) presenta el Índice de Precios al Consumidor (IPC) que corresponde al mes de febrero, es decir, la inflación del último mes. Se estima que estará en torno al 4%, cifra similar a la de enero mientras que para marzo, por la inercia, ya dan por descontado que se ubicará cerca del 5% mensual, tras los aumentos de diversos productos. En el primer mes del año, la división Comunicación (7,5%) fue la de mayor suba, impulsada por el aumento en los Servicios de telefonía e internet; seguida por Restaurantes y hoteles (5,7%), en la que se destacó el incremento de los servicios de alojamiento por las vacaciones estivales.

Guerra entre Rusia y Ucrania: el conflicto con Facebook y la sanciones que la UE sumó para Putin

En enero, la suba de Alimentos y bebidas no alcohólicas (4,9%) fue la de mayor incidencia en todas las regiones. En este ítem lo más relevante fue el incremento de Verduras, tubérculos y legumbres, en la que se destacaron el tomate, la lechuga, la papa y la cebolla, entre otras. En el primer mes de 2022 también sobresalió dentro de la división el alza de Frutas, especialmente el limón y la naranja.

Con este contexto, Fernández realizó hoy una serie de declaraciones sobre lo que espera que sea la lucha contra la inflación. "Espero que esta semana podamos empezar a poner orden el tema de la deuda, y prometo que el viernes va a empezar otra guerra, la guerra contra la inflación en la Argentina; vamos a terminar con los especuladores y vamos a poner las cosa en orden”, sostuvo.

En el Gobierno cada vez más refuerzan la teoría de que la suba del precio de los alimentos, sobre todo, se debe a maniobras especulativa y no una consecuencia del déficit fiscal más la emisión monetaria para poder afrontar ese gasto.

Al encabezar el acto de inauguración de la renovada estación Tortuguitas de la línea del ferrocarril Belgrano Norte, en el partido bonaerense de Malvinas Argentinas, el Jefe de Estado hizo referencia directa a los efectos del conflicto bélico europeo sobre la economía mundial y dijo que los efectos no llegan al país “en forma de balas” sino que lo hacen bajo la forma de “complicaciones económicas”.

"Quisiéramos que eso no nos pasara ahora, porque nos cuesta mucho recuperarnos. Espero que esta semana podamos empezar a poner orden al tema de la deuda tremenda de la deuda que heredamos. Y el viernes empieza la guerra contra la inflación en la Argentina; vamos a terminar con los especuladores", apuntó. En su discurso, Fernández explicó que la tarea es más difícil dada la inercia inflacionaria que dejó “sin guerra y sin pandemia” el macrismo.

“Nos ha tocado un tiempo muy difícil. cuando creíamos que la pandemia nos dejaba el terreno libre, se desata una guerra en Europa”, lamentó el Presidente y dijo que como “peronistas” se le “pondrá el pecho” a la situación y se buscarán soluciones.

En otro tramo del discurso, el mandatario se refirió a las obras públicas que realiza el Estado nacional, entre ellas las de transporte, y dijo que sirven para "poner justicia" en donde el mercado "solo pone injusticia".

El Gobierno definió que la baja de la inflación es su principal preocupación y desafío. En el acuerdo con el FMI se comprometió a afrontarla con un “enfoque integral”, para tender a una franja de entre el 38%-48% en 2022. Sin embargo, analistas consultados por Ámbito consideran que se incumplirá esta meta, aunque esto no repercutirá en los desembolsos ni en las revisiones trimestrales.

Tensión: Larroque habló de "autoproscripción" y apareció un nuevo video del ataque al despacho de CFK

El 2021 cerró con una inflación del 50,9%, la segunda más alta desde la hiperinflación de finales de la década del 80. El primer lugar lo ocupó el año 2019, con 53,8%, cuando el presidente era Mauricio Macri. Ahora se esperan una serie de puntos para aplacar a la inflación. Para comenzar con una reducción gradual año por año, el Gobierno apuesta a un paquete de medidas: bajar el déficit fiscal al 2,5% del PBI, reducir la emisión monetaria al del producto, acumular reservas por u$s5.800 millones y fijar expectativas con políticas de precios y de ingresos, según se detalla en el memorando de políticas económicas y financiera.

Fuente: BigBangNews